Date: 29 may 2019

Los mercados de acciones están bajo una fuerte presión vendedora debido a que la confianza de los inversores se deterioró considerablemente ante las incesantes preocupaciones sobre el crecimiento mundial y las tensiones comerciales entre Washington y Pekín, puesto que no dan señales de relajación.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que Washington todavía no estaba preparado para hacer un trato con China, y advirtió, que los aranceles sobre las importaciones de productos chinos podrían aumentar “sustancialmente”. Por otro lado, presionó a Japón para reducir su desequilibrio comercial con los Estados Unidos.

La incertidumbre en los mercados también aumentó notablemente durante los últimos días por los temores de una recesión global, que reaparecieron después de publicarse una serie de datos macroeconómicos decepcionantes en las principales economías del mundo.

Los datos de ventas de bienes duraderos de Estados Unidos cayeron el mes pasado un 2,1 por ciento, mientras que el índice de actividad manufacturera se situó en mínimos de 9 años. Además, este martes el indicador del sentimiento del consumidor de Alemania cayó a un mínimo de dos años.

Las preocupaciones sobre el crecimiento global han situado a los rendimientos de los Estados Unidos a 10 años por debajo de el de los bonos a 3 meses, esta inversión en la curva de rendimiento está considerado como un indicador importante de posible recesión.

La trifulca de Italia con la Comisión Europea sobre sus presupuestos también ha contribuido a que aumente la aversión al riesgo. La UE dijo está considerando la posibilidad de tomar medidas disciplinarias porque el Gobierno italiano no ha sido capaz de controlar su deuda.

El índice de MSCI que computa a las acciones de Asia-Pacífico cayó 0,49% y acabó con una racha de tres días consecutivos de subidas. Las acciones de la Bolsa de Shanghai subieron un 0,25% a 2.917 enteros, mientras que el Nikkei 225 de Japón perdió un 1,21% y quedó justo en el soporte clave que suponen los 21.000 puntos.

Wall Street retomó la actividad este martes con pérdidas debido al pesimismo del presidente estadounidense, Donald Trump, respecto a las negociaciones comerciales con China. El Dow Jones bajó un 0,93% hasta los 25.347 puntos, el selectivo S&P 500 retrocedió un 0,84% a 2.802 y el índice compuesto del mercado Nasdaq cayó un 0,39% hasta 7.607 unidades.

En el gráfico del futuro del S&P 500 que expira en junio, observamos que está perforando en estos momentos el soporte de los 2.800 puntos, si se ratifica la ruptura en el índice al contado, quedaría confirmado un posible patrón de cambio de tendencia en forma de Hombro-Cabeza-Hombro.

 

Los selectivos europeos cotizan con caídas superiores al 1% de media en los primeros compases de negociación. El DAX 30 de Fráncfort está perdiendo en este momento un 1,18%, el FTSE 100 de Londres se deja un 0,96%, el CAC 40 de París retrocede un 1,48% y el FTSE MIB de Milán cae un 1,24%.

El Euro Stoxx 50 cotiza con un descenso del 1,36% en los 3.300 puntos, mientras que el Ibex 35 pierde un 1,22% y cae por debajo de los 9.100 puntos.

En el mercado de divisas, el índice dólar se dirige a encadenar su tercer día de subidas, tras la apertura europea cotiza cerca de los 98 puntos y está a un paso de establecer un nuevo máximo anual. Sin embargo, el aumento de la demanda de activos refugio situó al billete verde en mínimos de dos semanas frente al yen, en 109,30 yenes por dólar.

El euro cayó un 0,22% a 1,1168 dólares, la moneda única continuó cayendo en la sesión asiática y ahora se está acercando peligrosamente a la zona de mínimos anuales. La libra esterlina cayó un 0,17% a 1,2659 dólares, después de encontrar fuerte resistencia en los 1,27 dólares.

En los mercados de productos básicos, los precios del petróleo de Texas subieron este martes un 0,87% a 59,14 dólares por barril, debido al riesgo de escasez de suministro por las inundaciones estadounidenses y las tensiones políticas en Oriente Medio.

El precio del oro al contado cayó un 0,45% hasta 1.279 dólares, pero en estos momentos recupera casi todo lo perdido ayer con una subida hasta los 1.284 dólares por onza.

En frente macro, el punto de mira estará puesto en las cifras de inflación de Francia, la tasa de paro de Alemania, las ventas minoristas de Italia, y el índice Redbook de ventas al por menor de los Estados Unidos.

A las 16 horas de España, conoceremos la decisión sobre tipos de interés y política monetaria del Banco de Canadá.

 

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades

 

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.