Date: 04 ago 2017

El Dow Jones Industrial marcó este miércoles un máximo histórico por encima de la barrera psicológica de los 22.000 puntos. El selectivo superó la barrera de los 21.000 enteros el pasado 1 de marzo, tardó 109 jornadas de negociación para subir 1.000 puntos, el octavo movimiento más rápido de la historia del Dow Jones en realizar este recorrido.

El índice se revalorizó en este periodo un 4.75%. Lógicamente, cuanto más alto sube el Dow Jones, el movimiento es menor en términos porcentuales. Desde principios de 2016 ha perpetrado este camino en otras seis ocasiones. Desde los 16.000 puntos donde cotizaba en febrero del año pasado a los 22.000 de esta semana, el Dow Jones se ha revalorizado un 40,55%.

La temporada de resultados corporativos ha sido clave en el buen desempeño del promedio que agrupa a las 30 mayores compañías que cotizan en el mercado bursátil de Estados Unidos, y para los principales índices de Wall Street como el S&P 500 y el Nasdaq. Las previsiones indican que las compañías que componen el S&P 500 obtendrán un aumento de sus beneficios del 10,3% durante 2017, y pronostican ganancias del 11,1% para 2018 y un 9,5% en 2019.

Si se cumplen estas previsiones y la economía global sigue con el buen ritmo de crecimiento actual, la tendencia secular alcista vigente desde 2009 en las bolsas estadounidenses podría continuar avanzando, a pesar de la falta de materialización de las medidas de estímulo y el complicado ambiente en la Casa Blanca y de las perspectivas de que los bancos centrales europeos empiecen a normalizar su política monetaria ultra-acomodaticia.

Los tres selectivos más representativos de Estados Unidos cotizan en zona de récords entre crecientes dudas sobre la rapidez con la que el presidente Donald Trump pueda implementar las políticas dirigidas al crecimiento económico, prometidas durante su campaña hacia la Casa Blanca. La derrota de la semana pasada al intentar aprobar el proyecto de ley sanitaria para acabar con el “Obamacare” acentuó esos temores.

El S&P 500, considerado el índice más representativo de la situación real del mercado de valores de los Estados Unidos, cotiza con un PER de 18,8, el ratio precio-beneficio está en su nivel más alto del mercado alcista de los últimos ocho años, pero no podemos decir que son niveles enormemente elevados.

El aspecto técnico de los selectivos estadounidenses es claramente alcista a medio-largo plazo, pero manifiestan comportamientos divergentes durante los últimos días.

El Nasdaq compuesto ha registrado durante los últimos días una corrección desde su máximo histórico alcanzado el 26 de julio en 6.422 puntos, hasta el soporte situado en 6.350 puntos, donde parece que se estabilizan las caídas. Mientras se mantenga cotizando por encima de esta zona la tendencia alcista de más corto plazo seguirá intacta. Deberemos esperar a la ruptura de alguno de estos dos niveles para despejar incógnitas sobre la dirección del siguiente movimiento tendencial del Nasdaq.

El S&P 500 cotiza prácticamente plano desde el pasado 26 de julio tras marcar máximos anuales en 2,477 enteros, en un estrecho rango comprendido entre 2.465 puntos y su zona de récords. El primer soporte está ubicado en 2.460 puntos y el segundo en los 2.400, en este nivel marcó los mínimos más recientes y su tendencia alcista no se verá comprometida mientras que no perfore esta zona.

El Dow Jones estuvo consolidando sus revalorizaciones durante un mes entre 21.500 y el soporte situado en torno a los 21.250 puntos. El pasado 13 de julio rompió la parte alta del rango lateral y tras un movimiento de Throw-Back, para poner a prueba el reciente nivel técnico superado, se reinició la tendencia alcista de corto plazo y desde entonces no ha parado de subir hasta batir la referencia técnica y psicológica que suponen los 22.000 enteros.

En la mítica obra de John Murphy, “Análisis Técnico de los Mercados Financieros”, el autor denomina a los números redondos y los múltiplos de 1000 del Dow Jones como niveles psicológicos de soporte o resistencia incuestionables. Adjuntamos un gráfico diario del Dow Jones, donde podrá ver el comportamiento del selectivo ante los números redondos. Es evidente que funcionan muy bien.

David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades