Date: 12 dic 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que era optimista respecto a alcanzar un acuerdo comercial con el presidente chino, Xi Jinping, para resolver la disputa que ha contribuido a las recientes caídas de los mercados de acciones. Trump señaló que sería el mayor acuerdo comercial que se haya realizado en la historia.

Además, el presidente de EEUU subrayó que no aumentará los aranceles a las importaciones chinas hasta que estuviese seguro de que no se puede alcanzar un compromiso de acuerdo. También indicó que intervendría en el caso del Departamento de Justicia contra de la directora financiera de la firma Huawei Technologies, Meng Wanzhou, si pudiese ayudar a cerrar la alianza comercial. De momento, la Justicia de Canadá ha dejado libre bajo fianza de 7,5 millones de dólares a la ejecutiva de la multinacional china.

Por su parte, en un intentando de acercamiento, las autoridades chinas dijeron que estaban considerando recortar los aranceles de importación para los vehículos fabricados en Estados Unidos a un 15% desde el 40% actual.

Estas declaraciones mejoraron el sentimiento de mercado y fueron suficientes para provocar un importante rebote en los mercados asiáticos, después de varios días de fuertes pérdidas. El índice que agrupa a las acciones de Asia-Pacífico, MSCI, avanzó esta madrugada un 1,4%, la Bolsa de Shanghai subió un 0,31% y el Nikkei 225 de Japón ganó un 2,15 por ciento. El selectivo nipón rebotó justo desde el soporte situado en los 21.000 puntos, donde ha establecido un doble mínimo recientemente.

Wall Street cerró la sesión del martes con signo mixto en otra jornada marcada por la fuerte volatilidad. El Dow Jones perdió un 0,22% y el S&P 500 un 0,04%, mientras que el tecnológico Nasdaq consiguió avanzar un 0,16%. Señalar que los selectivos estadounidenses iniciaron la sesión con subidas cercanas al 1,5 por ciento.

El S&P 500 volvió a encontrar soporte en los 2.625 puntos, el Dow Jones se mantuvo por encima de los 24.000 enteros y el Nasdaq conserva los 6.600. Mientras que no se perforen estos niveles técnicos podemos albergar esperanzas de que se produzca un rebote.

En Europa, tendremos que seguir pendientes de los riesgos políticos en Reino Unido e Italia.  Este miércoles, Theresa May se reunirá con el primer ministro irlandés Leo Varadkar. Aunque las últimas noticias indican que los conservadores podrían pedir hoy una moción de censura contra May. El primer ministro italiano, Guiseppe Conte, se reunirá este miércoles con los representantes de la Comisión Europea y podría anunciarse un acuerdo sobre los presupuestos.

Las bolsas europeas han iniciado la sesión con subidas generalizadas que rondan el 1% de media, los selectivos de la región intentan retomar la senda alcista tras establecer nuevos mínimos anuales en la sesión del pasado viernes. Deberemos estar pendientes de cualquier novedad que pueda llegar desde Reino Unido e Italia y vigilar atentamente los mínimos más recientes.

En los mercados de divisas, la atención sigue centrada en la libra esterlina, que tocó mínimos de 20 meses este martes al registrar una caída del 0,53% hasta los 1,2490 dólares. El euro parece que encuentra soporte en los 1,13 dólares, mientras que el índice dólar ataca los máximos anuales en la apertura europea.

En el gráfico diario de la libra esterlina podemos apreciar cómo se aceleraron las caídas al perforar el soporte de los 1,27 dólares. Hay una referencia de soporte en los 1,25 que se está poniendo a prueba en la apertura europea, la pérdida de este nivel podría provocar otro movimiento correctivo hasta la siguiente zona de soporte, ubicada en los 1,2365. Por debajo de esta zona ya no hay referencias de soporte hasta los mínimos de 2017, establecidos en torno a los 1,21 dólares por libra.