Date: 08 ene 2019

Las esperanzas sobre un desenlace satisfactorio en las conversaciones comerciales entre los Estados Unidos y China, han revertido parte del pesimismo que se había instalado en los mercados financiaros, aunque persistirá cierta cautela entre los inversores hasta que se confirme un acuerdo definitivo.

El secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo este lunes que Pekín y Washington podrían llegar a un acuerdo comercial satisfactorio para ambas partes. Mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo que Pekín tenía la intención de trabajar con los Estados Unidos para resolver las fricciones comerciales. Aunque los mercados mantienen sus dudas sobre si se podrá llegar a un acuerdo antes de la fecha límite del 1 de marzo.

La decisión del presidente chino, Xi Jinping, de enviar a su principal negociador comercial, Liu He, al primer día de negociaciones en Pekín, se ha interpretado como una declaración de intenciones de que China se toma en serio las negociaciones para alcanzar un acuerdo lo antes posible.

Los sólidos datos de empleo de EEUU publicados el pasado viernes, junto con los comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell, reconociendo que estaba al corriente de los riesgos y que el banco central sería paciente y flexible en las decisiones de política monetaria durante este año, aliviaron las preocupaciones de que la Fed podría ignorar las señales de una desaceleración económica y atenerse a su calendario de alzas de tipos de interés para este año.

El presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, señaló recientemente que la Fed debería paralizar la política de aumento de tipos de tasas durante al menos el primer semestre del año, debido al menor crecimiento económico y al endurecimiento de las condiciones financieras.

Por otro lado, los operadores continúan pendientes del cierre del Gobierno federal de EEUU, de momento no hay perspectivas de que el Congreso y la Casa Blanca alcancen un acuerdo, debido a la pretensión de Trump de que sea autorizada la financiación para construir el muro con México. Trump barajó la posibilidad de declarar el asunto como emergencia nacional para tratar de conseguir los fondos necesarios sin la autorización del Congreso.

Las acciones asiáticas cayeron después de un breve repunte registrado en la sesión del lunes, el índice que agrupa a las acciones de Asia y el Pacífico, MSCI, ha caído un 0,36%, la Bolsa de Shanghai cerró con un descenso del 0,26%, y el Nikkei 225 de Japón ha cerrado con una subida del 0,82% en 20.204 puntos.

Wall Street cerró la primera sesión de la semana con ganancias moderadas que alcanzaron el 0,42% en el Dow Jones Industrial, un 0,70% en el S&P 500 y el 1,26% en el Nasdaq compuesto. Los operadores se decantaron por las compras tras los buenos datos de empleo de EEUU, las esperanzas de un acuerdo comercial y el cambio de discurso de Jerome Powell hacia una política monetaria menos agresiva en 2019.

En Europa, los principales selectivos cotizan con avances en las primeras operaciones de la sesión. El DAX 30 de Fráncfort está subiendo un 0,48%, el FTSE 100 de Londres avanza un 0,57%, el CAC 40 de París sube un 0,70% y el FTSE MIB de Milán gana un 0,83 por ciento.

En este momento tenemos al Euro Stoxx 50 subiendo un 0,62% hasta los 3.050 puntos. El Ibex 35 anota una subida del 0,72% que le ha llevado a superar los 8.800 puntos.

En divisas, el índice dólar comenzó la semana retrocediendo un 0,55% hasta los 95,22 puntos. En su cruce frente al yen, consiguió rebotar moderadamente hasta alcanzar los 108,60 yenes.

El euro registró una subida del 0,73% hasta los 1,1479 dólares. La moneda única se ha situado en plena zona de resistencia, desde el pasado mes de octubre se ha dado la vuelta a la baja en esta zona de precios en todas las ocasiones en que se ha puesto a prueba. La libra esterlina subió un 0,46% a 1,2786 dólares.

Destacar, que el dólar canadiense alcanzó máximos de un mes después de subir casi un 3 por ciento en los últimos cinco días, la subida de los precios del petróleo y las perspectivas de que el Banco de Canadá mantendrá esta semana su plan de elevar los tipos de interés aumentó la demanda de la moneda canadiense.

En materias primas, los precios del petróleo se mantuvieron estables este martes respaldados por las esperanzas de las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, y un informe publicado por el Wall Street Journal indicando que Arabia Saudita planea recortar las exportaciones de crudo a alrededor de 7,1 millones de barriles por día a finales de enero.

El precio del oro al contado subió un 0,28% a 1.288 dólares por barril. En su gráfico diario, observamos que el preciado metal ha vuelto a encontrar resistencia al alcanzar los 1.295 dólares. Bajo un punto de vista técnico, no se esperan mayores subidas mientras que no consiga superar esta barrera técnica.

En el ámbito económico, la sesión estará marcada por la publicación de las cifras de producción industrial de Alemania, la balanza comercial de Francia y los datos de confianza y clima empresarial de la zona euro.

En Estados Unidos, se publicará el índice Redbook de ventas minoristas, la encuesta de ofertas de trabajo y rotación laboral, el crédito al consumo y la balanza comercial de bienes.

 

David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades

 

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.