Date: 18 may 2018

ACTUALIDAD: 

Las preocupaciones sobre la evolución de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China continúan acaparando el foco de atención de los mercados, junto con la escalada de los precios del petróleo, la fortaleza del dólar y los nuevos máximos de siete años alcanzados en el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense.

Este jueves se inició una segunda ronda de conversaciones entre altos funcionarios de la administración de Trump y sus homólogos chinos. Con la intención de reducir el superávit comercial de China en los Estados Unidos y mejorar las protecciones de propiedad intelectual.

Pekín y Washington podrían alcanzarán un acuerdo en la última ronda de conversaciones comerciales. A medida que avanzan las negociaciones, van aumentando las expectativas de que terminen con un compromiso en lugar de fracasar. Cualquier principio de acuerdo en este sentido sería muy positivo para los mercados bursátiles y el sentimiento de riesgo.

En los mercados de deuda, la rentabilidad del bono estadounidense con vencimiento a diez años ha alcanzó niveles no vistos desde 2011, tras cerrar por encima del 3,11%.

En el frente político, los inversores siguen pendientes del proceso de formación de Gobierno en Italia. Los partidos radicales Movimiento 5 Estrellas y Liga Norte, están tratando de llegar a un acuerdo para elegir al primer ministro.

Por otro lado, el miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, Ewald Nowotny, dijo este jueves que el banco central no debería esperar demasiado tiempo antes de normalizar su política monetaria. Se espera que el BCE comience a reducir el programa de compra de activos en el mes de septiembre, pero se especula que podría retrasarse hasta finales de año.

MERCADOS BURSÁTILES:

El índice de acciones de Asia y el Pacífico, MSCI, cerró con un leve avance del 0,13%, el selectivo que agrupa a las acciones asiáticas excluyendo a Japón acabó la semana con una pérdida del 1 por ciento.

El Hang Seng de Hong Kong subió un 0,17% y la Bolsa de Shanghai avanzó un 0,3%. El Nikkei 225 de Tokio cerró con un avance del 0,39% en 22.928 enteros.

Wall Street cerró con caídas generalizadas en otra jornada marcada por los datos macro, las relaciones comerciales, la escalada de los precios del petróleo y de los rendimientos la deuda estadounidense.

Las peticiones por subsidio de desempleo subieron hasta 222.000 en la última semana, son 11.000 solicitudes más respecto a la semana anterior y 7.000 por encima de lo que esperaba el consenso, ya que se habían pronosticado unas 215.000 demandas.

El dato de desempleo peor de lo esperado fue compensado con el buen resultado del índice manufacturero de la Fed de Filadelfia, que subió desde 23,2 a 34,4 puntos, mientras que los analistas esperaban un avance hasta los 25 enteros.

El Dow Jones retrocedió un 0,22% hasta 24.713 puntos, el tecnológico Nasdaq cayó un 0,21% a 7.382 enteros y el selectivo S&P 500 perdió un 0,09% hasta 2.720 unidades.

Europa cotiza con caídas generalizadas que alcanzan el 0,11% en el DAX 30 alemán, un 0,22% en el FTSE 100 británico, el 0,25% en el CAC 40 francés y un 0,27% en el Euro Stoxx 50.

El Ibex 35 está cayendo un 0,27% hasta los 10.189 puntos. El FTSE MIB italiano muestra el peor comportamiento con un retroceso cercano al 1% debido a la situación política en Italia.

DIVISAS Y CRIPTOMONEDAS:

En divisas, el índice dólar alcanzó máximos de cinco meses y marcó un nuevo máximo anual, tras anotar una subida del 0,10% hasta 93,37 puntos. El selectivo acumula una subida del 1% en la semana impulsado en gran medida por el aumento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Frente al yen, la moneda estadounidense marcó nuevos máximos crecientes y continuó avanzando hasta la resistencia ubicada en los 110,76 yenes, tras registrar una subida del 0,43 por ciento. El dólar se ha situado en su nivel más alto desde enero frente al yen y acumula una subida semanal del 1,4%.

Las divisas de los mercados emergentes también perdieron terreno frente al dólar, ya que el aumento en los rendimientos de la deuda de EEUU no mostró señales de desaceleración. La lira turca cayó a un mínimo histórico frente al dólar esta semana, el real brasileño tocó mínimos de dos años y el peso mexicano ha perdido más del 5 por ciento en lo que va de mes.

El euro cayó un 0,21% a 1,1790 dólares, en este momento la moneda única se mantiene cotizando ligeramente por encima del mínimo de cinco meses establecido el miércoles en 1,1763 dólares. El cruce euro-dólar ha caído casi un 1,2 por ciento esta semana, presionado por la incertidumbre política italiana y la propia fortaleza del dólar.

Esta semana se ha filtrado la noticia de que los partidos populistas italianos que probablemente formarán el próximo gobierno del país, podrían pedir al Banco Central Europeo que les condone la deuda, generando serias preocupaciones acerca de la capacidad de Italia para afrontar su deuda.

La libra esterlina se mantuvo estable cotizando en el entorno de los 1,35 dólares. La moneda británica cotiza en un rango lateral de 100 pips desde principios de mayo, comprendido entre 1,3580 y 1,3480 dólares.

Las criptomonedas continúan bajo presión, el Bitcoin retrocede un 2,6% y está perforando el soporte de los 8.100 dólares. El Ethereum cae un 3,8% a 670 dólares, el Ripple pierde un 4,1% y el Litecoin retrocede un 4,3 por ciento.

COMMODITIES:

Una combinación de factores como la caída de la producción en Venezuela, los temores de que las sanciones estadounidenses dificulten las exportaciones de Irán y la caída en los inventarios globales de crudo, han propiciado una subida del precio del petróleo del 20% en 2018.

En la apertura europea, el crudo de Texas se está negociando a 71,61 dólares en máximos de tres años, mientras que el crudo tipo Brent se acerca a la barrera de los 80 dólares por barril.

En el gráfico diario del WTI, observamos que el crudo de Texas está encontrando cierta resistencia en los 71,85 dólares. Esta barrera técnica no ha sido superada de julio de 2015, y en este momento es el nivel a batir para que podamos ver mayores subidas.

 

 

El oro marcó este jueves su quinto día consecutivo de caídas tras anotar un descenso del 0,17% hasta 1.289 dólares por onza. Sin embargo, la plata subió un 0,31% a 16,43 dólares la onza.

ECONOMÍA:

El Índice de Precios al Consumo de Japón cayó en tasa interanual hasta el 0,6%, frente al 0,7% esperado y desde el 1,1% anterior. La inflación subyacente se mantuvo en el 0,4% previsto.

En Europa, se liberan los índices de precios de producción de Alemania y la balanza comercial de la zona euro.

En Estados Unidos, la agenda del día no contiene datos económicos que puedan influir en los mercados. Los inversores estarán pendientes de conocer las declaraciones de los miembros de la Fed Robert Kaplan y Lael Brainard.

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades.