Análisis de mercado

La FED baja tipos de interés durante reunión de emergencia, como en el Crash de 2008.

Mark Twain decía que la historia no se repite, pero que rima.

La FED ha cedido a las presiones de la Casa Blanca y reduciendo finalmente 0.5 puntos más la tasa de interés en una sesión de emergencia. La última vez fue en 2008.

 

 

 

Vease como los ciclos de expansión finalizan cuando comienzan los recortes en tipos de interés. Los recortes de emergencia señalan el punto de no retorno. (Recorte de emergencia línea amarilla)

 

 

En el recorte de emergencia de 2008, fue seguido de más recortes en los tipos de interés, lo cual consiguió que los mercados bursátiles frenaran las caídas: El SP500 rebotó sobre el 38.20% de Fibonacci, y encadenó una subida por encima del 23% de Fibonacci

 

EL repunte se daba al tiempo que la FED seguía bajando tipos de interés.

 

 

 

Las bajadas consecutivas de tipos de interés se interrumpen en Junio, cuando la FED frena el recorte en el 2%. El repunte del índice SP500 también se frena en seco y de ahí hasta marzo de 2009 se inicia una caída imparable del más de 100% de retroceso.

 

 

 

Para ayudarnos contextualizar el la situación actual, también podemos observar como cotizaban otros instrumentos fundamentales para la economía mundial, como el petróleo. Ya habíamos visto como la caida de los indices americanos en el ultimo trimestre de 2018 también había afectado al petróleo, cediendo el barril hasta los 42 dólares el día de Nochebuena,  donde consiguó frenar la caida, justo en el momento en que las bolsas comenzaron a subir de nuevo.

 

 

 

En ambas caidas el indice SP500 cedio 50% de las ganancias desde el ultimo retroceso.

 

 

Por lo tanto, es posible que si el petróleo aguanta este nivel, como en 2018, las bolsas sí hayan tocado fondo. Una intervención coordinada a nivel internacional por parte de los bancos centrales podrían tener éxito y conseguir frenar la sangría en las bolsas y comprar la tranquilidad en los mercados bursátiles, por el momento.

 

Al igual que en 2008, más reducciones en los tipos de interés, y estímulos fiscales por parte de los gobiernos, podrían poner un parche a la situación. Sin embargo, esta vez la FED parte con unos intereses muy bajos, y por lo tanto no tiene mucha munición para contrarestrar las presiones financieras de una economía ya en desaceleración. En otras palabras, con los tipos tan bajos no va a poder comprar mucho tiempo. Además, viendo el precio del crudo en zona de mínimos, y el oro cerca de máximos, parece que los mercados de materias primas ya estén cotizando en un tono de recesión. En la imagen del puzle solo faltaría que se desinflen los tan defendidos valores bursátiles.

 

Observando los datos de los beneficios corporativos, en la gráfica de abajo, se hace evidente la existencia de una burbuja en el mercado accionarial. Al igual que en 2001, el valor de mercado de las empresas americanas está cotizando muy por encima de los beneficios corporativos, que se mantenían planos. Una correción del mercado volvería a alinear los mercados bursátiles con sus datos fundamentales.

 

Por otra parte, una observación interesante, para aquellos que tengan posiciones largas en el oro. Si  observamos el precio del oro en 2008, antes de la correción de los mercados, el oro estaba en sus máximos históricos por entonces. Y al caer los mercados, el oro también sufrió una correción significativa de entorno 400 usd.

 

 

Y ya lo vimos la semana pasada, el oro entró en correlación positiva con los indices bursátiles, cayendo a lo largo de la semana pasada, por lo tanto aquellos inversores que contemplen pasar toda su cartera al oro, de momento deberían de ser precabidos, pues es posible que en caso de un desplome más profundo se produjera un situación similar a la del 2008.

 

Y como decía en el principio del análisis, puede que la historia no se repita, pero rima.

Andrés Gago-Núñez– Analista, ActivTrades

 

 

 *La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing.

Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada.

El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución.

Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.