Date: 17 sep 2019

La amenaza de Estados Unidos de llevar a cabo una acción militar por los ataques a las instalaciones petroleras sauditas, mantuvo los precios del petróleo al alza y a los mercados de acciones bajo presión.

Según la Agencia Internacional de Energía, el ataque de este fin de semana contra las instalaciones petroleras sauditas redujo a la mitad su producción petrolera, creando la mayor interrupción en el suministro mundial de petróleo desde 1979.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó la liberación de reservas de crudo de emergencia, para tratar de aliviar la presión al alza sobre los precios del crudo. Trump dijo este lunes que parecía que Irán estaba detrás de los ataques, pero resaltó que no quería ir a la guerra, utilizando un tono ligeramente menos conflictivo que en su reacción inicial del fin de semana.

A pesar de que las pérdidas en los mercados de acciones no fueron muy elevadas, la confianza de los inversores continuó empeorando y se decantaron por activos considerados refugio seguro como el oro y los bonos gubernamentales.

Los mercados se mantienen a la espera de ver si se confirma el recorte de tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos este miércoles, y conocer el desenlace de la próxima ronda de conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Trump dijo este lunes que Estados Unidos había alcanzado acuerdos comerciales con Japón, pero los inversores mantienen el foco de atención centrado en la guerra comercial entre Washington y Pekín.

Las conversaciones preparatorias entre Estados Unidos y China comenzarán este jueves en Washington, con el objetivo de allanar el camino para conversaciones de alto nivel del próximo mes, destinadas a resolver la amarga disputa comercial entre las dos mayores economías del mundo, que dura más de un año.

En los mercados asiáticos, el selectivo de Morgan Stanley que agrupa a las acciones de la región cerró con un descenso del 0,95%, el Nikkei 225 de Tokio cerró prácticamente plano con leve avance del 0,059%, y la Bolsa de Shanghai acabó con un descenso del 1,74% por debajo de los 3.000 enteros.

El Banco Popular de China aumentó este martes en 200 mil millones de yuanes los préstamos de su línea de crédito a medio plazo para mantener la liquidez, pero mantuvo las tasas de interés a un año sin cambios en el 3.3% y esto pesó sobre las acciones chinas.

Wall Street cerró la primera sesión de la semana con caídas generalizadas, en una jornada marcada por el atentado en los pozos petroleros de Arabia Saudí. La fuerte escalada de los precios del petróleo benefició a las petroleras estadounidenses con subidas del 2% en las acciones de Chevron y del 1,5% en Exxon Mobil.

El Dow Jones perdió un 0,52% hasta los 27.076 enteros, el S&P 500 cayó un 0,31% a 2.997 unidades, y el índice compuesto del Nasdaq cerró con un descenso del 0,28% en 8.153 puntos.

Europa ha iniciado la sesión de hoy sin rumbo definido, el DAX 30 alemán, el FTSE MIB italiano y el Ibex 35 cotizan con caídas moderadas, mientras que el resto del selectivos registran subidas del 0,2% de media.

En divisas, el dólar subió con fuerza contra sus principales cruces, el índice del billete verde cerró la sesión del lunes con un avance del 0,35% en 98,17 puntos. El euro cayó un 0,64% a 1,10 dólares y la libra esterlina perdió un 0,63% hasta los 1,2425 dólares.

En los primeros compases de negociación europea el euro recupera algo de terreno frente al dólar, pero la libra esterlina continúa cayendo y se está negociando en este momento por debajo de 1,24 dólares.

En las commodities, el crudo Brent subió este lunes un 14,6%, su mayor aumento porcentual en un día desde 1988. Los precios del crudo WTI aumentaron un 14,7%. El oro, subió un 0,62% hasta 1.498 dólares por onza, debido al incremento de la aversión al riesgo.

El gráfico diario el WTI refleja el fuerte impulso que provocaron los ataques a las reservas saudís. Superó con contundencia y volumen la resistencia de los 60 dólares y no hay referencias de resistencia hasta los 63,8 dólares. Si superase esta barrera técnica, dejaría el camino despejado hasta los máximos del año, establecidos el pasado mes de abril en torno a los 66 dólares por barril.

 

En el frente macro, la atención estará centrada en la publicación de los índices ZEW de sentimiento económico de Alemania y de la zona euro. En Estados Unidos, conoceremos la producción industrial, el índice del mercado inmobiliario de NAHB y los flujos de capital en productos de largo plazo.

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades

 

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.