Date: 07 may 2018

La tasa de rendimiento de los bonos soberanos estadounidenses ha estado subiendo últimamente, aumentando los costes de endeudamiento de las empresas a la vez que ocasiona una fuerte subida en el dólar. Cuando los costes de endeudamiento suben en Estados Unidos, los mercados emergentes se resienten debido a que estos mercados dependen mucho de la inversión extranjera y de los créditos extranjeros. La subida del dólar ha lastrado a divisas como el peso argentino y la lira turca, indicando que posiblemente los tipos de interés empiecen a subir en los mercados emergentes tras tres años consecutivos a la baja.

Los mercados emergentes iniciaron el año con un buen desempeño, apoyados por la expansión económica global que hizo subir al sector de bienes básicos o commodities, lo cual apoya a los mercados emergentes, ya que estos mercados también dependen demasiado de la venta de sus materias primas. Los débiles datos de inflación y la debilidad del dólar a inicios de este año también contribuyeron a que los economistas proyectaran una continuación de los recortes de tipos de interés en los mercados emergentes.

Desde el 2015, los países en desarrollo han estado recortando sus tipos de interés. A inicios de este año, el promedio de los costes de endeudamiento cayó al 6% para los mercados emergentes. El gran desempeño de las divisas de mercados emergentes estuvo favoreciendo a las ganancias de los gerentes de fondos, quienes vieron una ganancia el año pasado de aproximadamente el 14%. De hecho, a inicios de este año los gerentes de fondos de mercados emergentes han visto una ganancia del 4,3%.

Sin embargo, todo eso podría cambiar pronto, ya que posiblemente los mercados emergentes empiecen a cambiar de política monetaria. La increíble caída que ha tenido el peso argentino ha ocasionado un aumento del 40% de los tipos de interés por parte del banco central argentino. Lo mismo sucedió con la lira turca tras haber llegado a su nivel histórico más bajo frente al dólar. Incluso en Indonesia están pensando en aumentar sus tipos de interés para frenar un poco la caída de la rupia.

Durante décadas, el dólar ha afectado directamente a las economías de los mercados emergentes y a pesar de que estos mercados han mostrado muy buenos avances en cuestión de manejo y administración de sus finanzas, la dependencia al dólar no parece haber cambiado. Con la reciente recuperación que ha tenido el dólar, no solo frente a las divisas emergentes, pero también frente a sus principales contrapartes, las ganancias del sector de renta fija en los mercados emergentes han caído a territorio negativo para este año. En las últimas tres semanas, las divisas de mercados emergentes han perdido en promedio un 3%.

Los inversores han estado saliendo de la deuda de mercados emergentes a un ritmo más acelerado de lo que lo hicieron en el 2013 cuando hubo otro ajuste de los tipos de interés en Estados Unidos. El mayor obstáculo que han tenido los mercados emergentes para el desarrollo total de sus economías ha sido la estanflación, que es cuando la inflación sube en medio de una contracción económica. Normalmente la inflación tiende a subir en los países desarrollados cuando la economía se expande demasiado rápido, pero en los países emergentes lo que se ha visto es un aumento de inflación, mientras la economía no se expande al mismo ritmo.

Sin embargo, últimamente los mercados emergentes han logrado domar un poco a la bestia de la inflación. En Rusia, la inflación ha caído a mínimos históricos, mientras que en la India la inflación llega a mínimos de 5 meses. En Brasil se espera que la inflación caiga por debajo del 3,8% y por debajo del objetivo del banco central. En Indonesia la inflación ha bajado un 1% en comparación con el año pasado. La pregunta ahora para los inversores de mercados emergentes es si los recortes de tipos de interés van a continuar. Al momento Rusia parece haber detenido un poco su reducción de tipos de interés y la India piensa implementar dos aumentos más de sus tipos de interés para este año.

Sobre el gráfico diario del índice del dólar, cortesía del broker ActivTrades, podemos observar la fuerte subida del billete verde, la cual podría continuar por encima del 93,00. Hacia arriba, el índice podría encontrar algo de resistencia en el 94,00 o el 95,00, niveles que ya han actuado como resistencia en el pasado y de donde el índice ha cambiado de dirección a la baja. Por ahora se mantiene la tendencia alcista a corto plazo en el índice del dólar y eso obviamente podría continuar lastrando a las divisas de mercados emergentes.