Date: 22 jun 2018

ACTUALIDAD:

Hay indicios de que la batalla comercial entre Estados Unidos y China, y otros países, están empezando a reducir las ganancias corporativas.

Una señal de que las crecientes tensiones entre Estados Unidos y sus socios comerciales estaban afectando a la economía, fue el indicador de la actividad comercial publicado por la Reserva Federal de Filadelfia, que cayó este jueves a mínimos de 18 meses.

El impacto en las ganancias corporativas se está volviendo tangible, el grupo automovilístico alemán Daimler, recortó esta semana su pronóstico de ganancias y señaló que los aranceles sobre los automóviles exportados desde Estados Unidos a China afectarían a las ventas de Mercedes-Benz.

A pesar de los incipientes signos de daño económico, las fricciones comerciales siguen sin disminuir. El secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, dijo ayer que Estados Unidos necesita que sus socios comerciales tengan altas barreras comerciales para alcanzar el objetivo del presidente Donald Trump, de aranceles más bajos y un campo de juego equilibrado.

La India se unió a la Unión Europea y China y tomó represalias contra los aranceles de Trump sobre el acero y el aluminio, elevando las tasas de importación a las almendras de Estados Unidos un 20%, aprovechando su posición como el mayor comprador mundial de este producto.

Sin embargo, algunos analistas e inversores todavía mantienen la esperanza que Washington y Pekín puedan llegar a un acuerdo antes del 6 de julio, cuando entrará en vigor la primera ronda de aranceles estadounidenses sobre los productos chinos, y los aranceles de compensación de China contra EEUU.

En Europa, el nombramiento del gobierno italiano de dos euroescépticos de la Liga Norte para encabezar los comités claves de finanzas en el parlamento, reavivó las preocupaciones sobre la tercera economía más grande de la zona euro.

Los ministros de Petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirán este viernes en Viena. El sábado tendrán reuniones con representantes de productores petroleros aliados. Todo indica que podrían anunciar un aumento de producción que podría rondar el millón de barriles diarios.

MERCADOS BURSÁTILES:

El selectivo que agrupa a las acciones asiáticas, MSCI Asia Index, cerró la última sesión de la semana con un retroceso del 0,35% en mínimos de seis meses.

El Hang Seng de Hong Kong cayó a su nivel más bajo desde principios de diciembre tras anotar una caída del 0,7% a 29.319 puntos, acumuló una caída semanal del 3,5%.

El Nikkei 225 de Japón perdió un 0,78% hasta 22.516 enteros y cerró la semana con una caída acumulada del 1,47%.

En Wall Street, el Dow Jones perdió un 0,79% hasta 24.461 enteros y encadenó su octava jornada consecutiva de descensos, su mayor racha de caídas desde marzo de 2017.

El selectivo S&P 500 cayó un 0,64% a 2.749 puntos, y el índice compuesto del mercado Nasdaq cerró con un descenso del 0,88% en 7.217 unidades.

Los persistentes temores de que Estados Unidos y China se dirijan irremediablemente hacia una guerra comercial pesó sobre el ánimo de los inversores, pues hay señales de que están empezando a socavar los beneficios corporativos de algunas compañías multinacionales.

Europa cotiza con subidas generalizadas en los primeros compases de negociación. El DAX 30 alemán se revaloriza un 0,37% hasta los 12.559 puntos, el FTSE 100 de Londres está subiendo un 0,45%, el CAC 40 de París avanza un 0,63% y el Euro Stoxx 50 sube un 0,68%. El Ibex 35, anota una subida del 0,80% que le ha situado en los 9.770 puntos.

DIVISAS Y CRIPTOMONEDAS:

El aumento de la aversión al riesgo entre los inversores presionó a los rendimientos de los bonos de EEUU y provocó una recogida de beneficios en el dólar.

El índice dólar marcó un nuevo máximo anual intradiario este jueves, pero terminó cerrando la sesión con un descenso del 0,33% en 94,40 puntos.

El billete verde frenó su escalada frente al yen después de encontrar resistencia en los 110,75 yenes, cerró la sesión con un descenso del 0,39% en 109,95 yenes.

El euro subió un 0,22% a 1,1604 dólares después de tocar mínimos de once meses en 1,1508. La moneda única se ha visto presionada por las divergencias entre la política monetaria europea y la estadounidense.

La libra esterlina subió un 0,55% a 1,3245 dólares. En la sesión asiática continuó ganando terreno frente al dólar y en este momento se está cambiando cerca de los 1,33 dólares por libra.

Los mercados de criptomonedas cotizan con fuertes descensos que alcanzan el 3,6% en el Bitcoin, un 7,3% en el Ethereum, el 7,7% en el Litecoin y un 5% en el Ripple. En el gráfico diario del Bitcoin, observamos que después de realizar un movimiento de Pull Back hacia la resistencia de los 6.580 dólares, retoma la senda bajista y vuelve a acercase a la zona de mínimos anuales.

 

COMMODITIES:

El precio del petróleo West Texas cayó un 0,26% a 65,54 dólares por barril, mientras que el crudo tipo Brent perdió un 2,26% hasta los 73 dólares.

Los precios del petróleo cayeron por la incertidumbre que genera la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros grandes productores, que comenzará más tarde en el día.

Arabia Saudita y Rusia dijeron que un aumento de producción de alrededor de 1 millón de barriles por día, o alrededor del 1 por ciento del suministro mundial, se había convertido en una propuesta casi consensuada para el grupo y sus aliados.

El precio del oro al contado cayó un 0,16% a 1.267 dólares y volvió a marcar un nuevo mínimo decreciente. Desde los máximos de abril, el oro acumula una caída superior al 6 por ciento.

ECONOMÍA:

El IPC interanual de Japón quedó en el 0,7%, frente al 0,3% esperado y desde el 0,6% anterior. El índice de activad industrial subió desde 0% al 1%, contra unas previsiones del 0,9%.

Hoy se liberan los PMIs manufactureros, de servicios e integrados de Francia, Alemania, zona euro y Estados Unidos. En Canadá se publicarán las cifras de inflación y de ventas minoristas.

David Pina

Analista colaborador de ActivTrades