Date: 24 ago 2017

El presidente Donald Trump ha amenazado con terminar por completo con el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica o NAFTA por sus siglas en inglés, firmado por Estados Unidos, Canadá y México si no se llega a unas negociaciones favorables para su país. Sin embargo, México y Canadá han desestimado dichas amenazas diciendo que son una táctica de negociación a la que está acostumbrado Trump para ganar ventaja.

Durante un discurso en Arizona, el martes por la noche, Trump dijo que si no se mejoran las condiciones establecidas en el NAFTA para los Estados Unidos, posiblemente el acuerdo se llegue a terminar por completo en algún momento. Las negociaciones para actualizar las condiciones del NAFTA terminaron abruptamente durante el pasado fin de semana en Washington, cuando las partes no se pusieron de acuerdo en ciertos puntos clave. Para el próximo uno de septiembre se espera que las negociaciones continúen en Ciudad de México.

El NAFTA fue implementado en 1994, pero solo ahora Donald Trump acusa al tratado de lastrar a los trabajadores estadounidenses y debería ser renegociado o eliminado. El ministro de relaciones exteriores de México, Luis Videgaray, ha dicho que los comentarios de Trump no asustan a México. El ministro de economía mexicano, Ildefonso Guajardo, dijo que México tiene un “plan B” bien definido en caso de que las negociaciones del NAFTA fallen.

Por otro lado, el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, dijo que sus oficiales se mantendrán enfocados en el duro trabajo que tienen al frente en la mesa de negociaciones, pero que no ve ningún cambio por el momento. Sin embargo, hubo un oficial canadiense que pidió hablar en anonimato por lo delicada que es la situación y dijo que el gobierno canadiense se está preparando para periodos de alta turbulencia y añadió que las amenazas de Trump han sido una carta que esperaban que Trump acabara sacando, aunque confesó que ha sido más pronto de lo esperado.

Los comentarios de Trump inicialmente empujaron al USD/MXN al alza y el peso mexicano pierde más del 1%, aunque al transcurrir la sesión la paridad regresó a la baja. El peso mexicano ha estado sensible a la retórica de Trump sobre el NAFTA, llegando a mínimos históricos frente al dólar tras las elecciones de Noviembre pasado, en medio de los temores sobre un posible aumento de los aranceles a los productos mexicanos que entran hacia Estados Unidos.

En el gráfico de 4 horas del USD/MXN vemos cómo la paridad después de haber tocado un mínimo en el 17.60 sube rápidamente hasta la media móvil exponencial de 200 periodos en el 17.83, para después rebotar a la baja desde esa zona. De continuar cayendo, es posible que el USD/MXN encuentre algo de soporte en el mínimo del 17.60, pero un soporte más relevante podría ser la zona del 17.44. Hacia arriba, la zona del EMA de 200 periodos podría actuar como resistencia, pero una resistencia más importante podría ser el nivel de número entero en el 18.00.

Alexander Londoño,
Analista colaborador de ActivTrades