Date: 25 mar 2019

Los inversores se decantaron por las ventas masiva de acciones y otros activos de riesgo debido a los crecientes temores sobre una recesión en Estados Unidos y Europa, y la fuerte agitación política en Reino Unido por la salida del país de la Unión Europea.

Las preocupaciones sobre la robustez económica mundial aumentaron la semana pasada después de los cautelosos comentarios de la Reserva Federal de EEUU, los débiles datos de producción de Alemania y de la zona euro, que mostraron contracción por tercer mes consecutivo, y una caída inesperada en la actividad manufactura y de servicios de los Estados Unidos. El aumento del riesgo de una recesión en Estados Unidos, ha disparado las expectativas de que la Reserva Federal reduzca los tipos de interés este año.

En Reino Unido, las autoridades han puesto en marcha un plan de contingencia con la intención de gestionar el caos en el que podría verse el país si acaba saliendo de la Unión Europea de forma desordenada el próximo 12 de abril. Las medidas incluyen un control diario sobre las existencias de comida y medicamentos, y el control del Ejército en los aeropuertos para vigilar las aduanas y el flujo de personas.

La primera ministra, Theresa May, convocó este domingo un gabinete de crisis, después de conocerse que su partido estaba planeando derrocarla. El periódico Sun de Rupert Murdoch, dijo que May podría anunciar este lunes su retirada cuando se apruebe el plan del Brexit.

El Consejo Europeo acepto el pasado jueves a Reino Unido una prórroga hasta el 22 de mayo para dejar la UE, siempre que el plan de salida del Brexit acordado por Londres y Bruselas a finales de 2018 se apruebe en el Parlamento británico. Si los diputados vuelven a rechazar el pacto, Gran Bretaña tendrá hasta el 12 de abril para abandonar la UE o buscar una alternativa.

Los mercados bursátiles asiáticos han comenzado la semana con importantes caídas, el selectivo que agrupa a las acciones de la región, MSCI Asia Index, se ha desplomado un 1,78%. El Shanghai Composite chino perdió un 1,97% y el Nikkei de Tokio cerró en mínimos de cinco semanas al registrar su mayor caída en un día desde diciembre, con un retroceso del 3,01% que le ha situado por debajo de la resistencia de los 21.000 puntos.

Wall Street cerró la sesión del viernes con fuertes pérdidas que alcanzaron el 2,50% en el Nasdaq, el 1,90% en el S&P 500 y el 1,77% en el Dow Jones. En Europa, el DAX 30 alemán cayó un 2,29%, el FTSE 100 británico se dejó un 2,01%, el CAC 40 francés perdió un 2,02% y el Ibex 35 un 1,67%. Este lunes, los selectivos europeos han iniciado la semana con retrocesos que rondan el 0,50% de media.

En el gráfico diario del DAX de Fráncfort, observamos que está cambiando su tendencia, al perforar la línea de directriz alcista y el soporte ubicado en 11.475 puntos, donde había establecido los mínimos más recientes.

En divisas, destacar el incremento de la demanda de monedas refugio como el yen japonés. En su cruce frente al dólar, subió el pasado viernes un 0,83% hasta los 110 yenes. A pesar, de que el índice dólar consiguió cerrar con un avance del 0,17% en 96,15 puntos. El euro enlazó dos sesiones de fuertes pérdidas al registrar un descenso del 0,64% hasta 1,13 dólares, mientras que la libra esterlina subió un 0,61% hasta 1.3210 dólares.

En materias primas, el precio del oro al contado subió un 0,39% a 1.313 dólares, en la sesión asiática de hoy, continuó subiendo marcando un nuevo máximo creciente que confirma la tendencia al alza del preciado metal.

El petróleo de Texas se aleja de sus máximos anuales debido a los temores sobre una caída de la demandada. El WTI cayó 1,57% en la sesión del viernes, ya que débiles datos manufactureros de Alemania y Estados Unidos reavivaron la incertidumbre sobre una desaceleración en la economía mundial y en la demanda de crudo.

En el ámbito económico, hoy se publican los informes IFO sobre expectativas y clima de negocios de Alemania. En Estados Unidos, se libera el índice de actividad nacional de la Fed de Chicago y el índice manufacturero de la Fed de Dallas. A última hora del día conoceremos el resultado de la balanza comercial de Nueva Zelanda.

 

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades

 

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.