Date: 12 jul 2018

ACTUALIDAD:

El Gobierno de Donald Trump pretende sancionar con tarifas del 10%, y un valor de 200.000 millones de dólares, a una serie de productos chinos que incluyen desde alimentos frescos como frutas y verduras, hasta embarcaciones o mercancías textiles.

Se trata de una de venganza por la respuesta de Pekín a los primeros aranceles que le impuso Washington el pasado viernes, que ascienden a unos 34.000 millones de dólares. China respondió con gravámenes similares, y sus autoridades amenazaron ayer con tomar las medidas necesarias para contrarrestar los nuevos aranceles.

Trump había señalado de que impondría aranceles de hasta 200.000 millones de dólares si Pekín respondía con medidas similares, y añadió que en caso de que se materializasen podría aplicar otro paquete de impuestos por un valor de 300.000 millones.

En este momento el foco de atención está centrado en cuáles serán los próximos pasos en el conflicto comercial. China acusó a los Estados Unidos de intimidación y advirtió que podría devolver el golpe, aunque la forma de represalia no se ha concretado.

Las opciones de represalia de China podrían incluir un boicot a los productos estadounidenses, devaluar fuertemente el yuan o vender la deuda del Tesoro de los Estados Unidos. También se especula que las autoridades chinas podrían acelerar la apertura de su mercado en lugar de continuar intercambiando estacazos con los Estados Unidos.

En el ámbito económico, la atención estará centrada en la publicación de las actas del Banco Central Europeo y en las cifras de inflación de EEUU.

Las actas del BCE de la reunión de junio se analizarán de forma exhaustiva pues fue cuando el banco central decidió poner fin a su programa de compra de activos.

El índice de Precios al Consumo de Estados Unidos podría subir una décima porcentual, desde el 2,8% al 2,9 por ciento.

MERCADOS BURSÁTILES:

El índice MSCI que agrupa a las acciones de Asia y el Pacífico subió un 0,6%. El índice compuesto de la bolsa de Shanghai cerró con un avance del 2,14% en 2.837 puntos, el Hang Seng de Hong Kong ganó un 0,82% hasta 28.539 enteros, y el Nikkei 225 de Tokio subió un 1,17% a 22.187 unidades.

Wall Street cerró con caídas generalizadas en una jornada marcada por el impacto de los nuevos aranceles que Donald Trump pretende imponer a China.

El Dow Jones bajó un 0,88% hasta 24.700 puntos, el S&P 500 retrocedió un 0,71% a 2.774 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió un 0,55 % hasta 7.716 enteros.

El sector energético anotó el peor comportamiento con una caída del 2,15%, presionado por el fuerte descenso de los precios del petróleo. Le siguió el sector industrial con un retroceso del 1,60%. El único sector que consiguió cerrar en positivo fue el de servicios públicos que avanzó un 0,87%.

Los principales selectivos europeos cotizan sin rumbo definido en las primeras operaciones de la sesión. El DAX 30 alemán sube un 0,2%, el FTSE 100 británico avanza un 0,4% y el CAC 40 francés gana un 0,2%. El FTSE MIB de Milán, el Euro Stoxx 50 y el Ibex 35 cotizan con leves caídas.

DIVISAS Y CRIPTOMONEDAS:

El dólar se revalorizó con fuerza frente a sus principales cruces por las crecientes tensiones comerciales y los sólidos datos de inflación del miércoles. Los índices de precios de producción superaron ampliamente las estimaciones de consenso, anticipando subidas mayores de lo esperado en el IPC estadounidense que se libera hoy.

El índice dólar subió un 0,64% hasta 94,48 puntos y vuelve a acercarse a la zona de máximos anuales. El billete verde alcanzó su nivel más alto desde enero frente al yen, con una subida del 1,02% hasta 111,98 yenes.

Las tensiones comerciales provocaron una fuerte caída en las monedas vinculadas a las materias primas como el dólar australiano, que cayó un 0,48% frente al billete verde.

El euro perdió un 0,45% hasta 1,1675 dólares, mientras que la libra esterlina se dejó un 0,39% hasta los 1,32 dólares.

En el mercado de criptomonedas sigue la tendencia a la baja, en la apertura europea el Bitcoin cotiza con un descenso del 2,56%, el Ethereum se deja un 0,9%, el Ripple cae un 2,60% y el Litecoin retrocede un 2,30%.

COMMODITIES:

El barril de Texas registró una caída del 5,03% y cerró en 70,38 dólares, tras el anuncio de que Libia reanudará sus exportaciones de crudo y el impacto las tensiones comerciales en los materiales básicos. El barril de crudo tipo Brent se desplomó un 6,92% hasta 73,44 dólares.

Los metales industriales alcanzaron su nivel más bajo en casi un año debido a la escalada del conflicto comercial entre China y Estados Unidos.

El cobre llegó a caer un 4% hasta 6.081 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde julio de 2017, finalmente acabó cerrando con una pérdida del 2,9% en 6.145 dólares por tonelada.

El zinc cayó hasta un 6 por ciento y cerró con descenso del 2,6% en 2.563 dólares por tonelada. El plomo cerró con una caída del 4,9% por ciento cotizando a 2.200 dólares por tonelada.

El precio del oro contado cayó un 1,05% hasta 1.242 dólares por onza, la plata cerró con un descenso del 1,31% en 15,81 dólares por onza.

En el gráfico diario del oro, podemos observar cómo vuelve a rebotar desde el soporte situado en los 1.240 dólares, donde estableció los mínimos anuales recientemente. Si acabase perforando este nivel de precios podríamos ver mayores caídas.

ECONOMÍA:

El IPC interanual de Alemania se mantuvo estable en el 2,1% esperado, mientras que la inflación de Francia cayó desde el 2,4% al 2,3%.

Más adelante se liberan las cifras de inflación de Italia, la producción industrial de la zona euro y las actas de la última reunión sobre política monetaria del Banco Central Europeo.

En Estados Unidos, se publicarán las cifras de inflación, las peticiones semanales de subsidio de desempleo y estado mensual del presupuesto.

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades.