Date: 07 ene 2019

Unos datos de empleo sorprendentemente fuertes publicados el pasado viernes en Estados Unidos calmaron algunos de los peores temores de los mercados sobre la perspectiva de crecimiento global.

El apetito por el riesgo mejoró después de conocerse que el informe de empleo de nóminas no agrícolas de los Estados Unidos mostrase que se habían creado 312.000 nuevos puestos de trabajo en diciembre, mientras que los salarios aumentaron un 3,25% en tasa anualizada.

A pesar de la fortaleza del mercado de trabajo, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, intentó aliviar las preocupaciones de los mercados sobre el riesgo de una desaceleración global, asegurando que la Fed sería paciente y flexible en las decisiones de política monetaria de este año.

Powell dijo que además podría revisar el ritmo de reducción de su balance si esto pudiese suponer un problema adicional para los mercados. El presidente de la Fed tiene programado realizar otro discurso para este jueves donde ampliará su postura, mientras que otros ocho funcionarios de la Fed tienen previsto hablar durante esta semana.

En este momento, el principal foco de atención de los mercados está centrado en las negociaciones comerciales entre EEUU y China que comienzan este lunes en Pekín. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este domingo que las conversaciones iban muy bien y que la debilidad de la economía china le dio a Pekín razones suficientes para trabajar hacia un acuerdo.

Además, hay programadas más conversaciones de alto nivel para finales de este mes. Se espera que Trump se reúna con el vicepresidente chino Wang Qishan, en el Foro Económico Mundial en Davos, que se celebrará en Suiza entre el 22 y el 25 de enero.

Las acciones chinas continuaron subiendo este lunes después de que el Banco Popular de China anunciase una flexibilización de la política monetaria el pasado viernes, donde rebajó hasta 100 puntos básicos los requisitos de las reservas a los bancos, y anunció una nueva ronda de liquidez de unos 116 mil millones de dólares destinados a nuevos préstamos.

El índice compuesto de la bolsa de Shanghai ha cerrado la primera sesión de la semana con un avance del 0,72% en 2.533 enteros, después de haber subido más del 2% el pasado viernes. El índice que agrupa a las acciones de Asia-Pacífico, MSCI, ha subido un 1,29% a 595 dólares, mientras que el Nikkei 225 de Japón se ha disparado un 2,44% y ha superado la barrera psicológica de los 20.000 puntos.

En Wall Street, la combinación de un sólido informe de empleo y una Fed más moderada de lo esperado impulsó al Dow Jones Industrial un 3,29% hasta 23.433 enteros, el selectivo S&P 500 subió un 3,43% a 2.531 puntos, y índice compuesto del mercado Nasdaq acabó cerrando con una subida del 4,26% en 6.554 unidades.

En Europa, los principales selectivos de la región han iniciado la semana con subidas generalizadas que alcanzan el 0,20% de media en las primeras operaciones de la sesión.

El dólar estadounidense volvió a la senda bajista y cerró la sesión del viernes con descenso del 0,13% en 95,75 puntos. Aunque la moneda estadounidense recuperó algo de terreno frente al yen, con un avance del 0,62% hasta los 108,52 yenes por dólar.

El euro se mantuvo estable sin registrar apenas cambios en la sesión del viernes y acabó cerrando con un moderado avance del 0,05% en 1,1396 dólares. En la sesión asiática de hoy continuó ganando terreno frente al billete verde y en este momento se acerca a un nivel clave de resistencia.

En el gráfico diario del cruce euro-dólar observamos que cotiza de nuevo a un paso de alcanzar la resistencia ubicada en los 1,1460 dólares, un nivel de precios que ha frenado los avances de la moneda estadounidense en las últimas once ocasiones que se ha puesto a prueba.

 

La libra esterlina registró una subida del 0,78% hasta 1,2727 dólares. La moneda británica se dirige a encadenar su tercera jornada consecutiva de subidas y podría establecer un nuevo máximo creciente, que confirmaría un cambio de tendencia al alza. Para que se produzca necesitaremos ver cierres contundentes por encima de los 1,2770 dólares.

La cotización del oro se vio condicionada por la disminución del riesgo de mayores subidas en los tipos de interés de los Estados Unidos y cerró la sesión del viernes con un descenso del 0,77% en 1.285 dólares por onza, cerca de un máximo de seis meses.

Los precios del petróleo cerraron su tercera jornada consecutiva de subidas con un avance del 1,85% en crudo de Texas y un 1,98% en el Brent, que recuperó un 9,3% de su valor durante la semana pasada, mientras que el barril de WTI subió un 5,8 por ciento.

La Administración de Información de Energía informó el pasado viernes que los inventarios de petróleo en Estados Unidos mostraron pocas variaciones en la última semana, mientras que las existencias de gasolina y de destilados aumentaron ligeramente.

Las importaciones netas de crudo en Estados Unidos aumentaron en 468.000 barriles por día. Los inventarios de crudo subieron en 7.000 barriles en la semana al 28 de diciembre, frente a una caída de 3,1 millones de barriles esperada por los analistas.

La agenda económica de hoy estará marcada por la publicación de las ventas minoristas de Alemania y de la zona euro, y de los pedidos a fábrica y el PMI de manufacturas de ISM de los Estados Unidos.

A las 18:40 horas de España, comenzará el discurso de Raphael Bostic, presidente de la Reserva Federal de Atlanta y miembro con derecho a voto en el Comité Federal de Mercado Abierto.

David Pina,
Analista Colaborador de ActivTrades

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.