Date: 21 may 2019

Washington alivió temporalmente las restricciones comerciales impuestas la semana pasada a la firma china Huawei, el Departamento de Comercio de Estados Unidos permitirá a compañía comprar productos de fabricación estadounidense para mantener las redes existentes y proporcionar actualizaciones de software a los teléfonos móviles de Huawei hasta el próximo 19 de agosto.

Parece que la guerra comercial podría convertirse en una guerra tecnológica, debido a la determinación de la Casa Blanca de interrumpir las aspiraciones de China de convertirse en una superpotencia tecnológica a nivel mundial, pero sus medidas podrían impactar negativamente en el sector tecnológico de China y en el de los Estados Unidos.

Google, anunció que dejaría de vender componentes y programas a Huawei. Los proveedores estadounidenses de la compañía china anotaron fuertes pérdidas este lunes, Qualcomm cayó un 6% y Micron Technology perdió un 4 por ciento de su valor bursátil. Después de conocerse en anuncio del Departamento de Comercio de EEUU, Google podría frenar el bloqueo al gigante chino de telecomunicaciones.

En los mercados asiáticos, el selectivo MSCI que agrupa a las acciones de la región subió 0,10% y se mantuvo cotizando en mínimos de cuatro meses. La Bolsa de Shanghai ganó un 1,23% y el Nikkei 225 de Tokio cerró con un leve descenso del 0,14% en 21.272 enteros.

En Nueva York, el Dow Jones retrocedió este lunes un 0,33% hasta los 25.679 puntos, el S&P 500 bajó un 0,67% a 2.840 y el índice Nasdaq registró el peor comportamiento con una caída del 1,46% hasta 7.702 unidades.

Europa cotiza con subidas del 0,72% en el DAX 30 de Fráncfort, un 0,53% en el FTSE 100 de Londres, el 0,74% en el FTSE MIB de Milán y un 0,48% en el Euro Stoxx 50. El Ibex 35 sube un 0,32% y vuelve a situarse por encima de los 9.200 puntos.

En divisas, el índice dólar intenta superar en este momento el máximo anual establecido a finales de abril en torno a los 98 puntos. En su cruce frente al yen, el billete verde se mantiene estable cotizando a 110 yenes por dólar.

El euro regresa a las caídas y en los primeros compases de negociación europea se cambia a 1,1148 dólares, la libra esterlina se ha situado en mínimos de cuatro meses y está perforando el soporte ubicado en los 1,27 dólares. En el gráfico diario del cruce libra-dólar, podemos observar que si acaba perdiendo esta cota de precios podría continuar cayendo hasta el mínimo anual de enero.

 

En el mercado de materias primas, el precio del barril de crudo de Texas cotiza a 63,35 dólares. La OPEP indicó que probablemente mantendría los recortes de producción, a pesar de la escalada de las tensiones en Oriente Medio.

El precio del oro al contado podría encadenar su sexto día de caídas, ayer perforó el soporte situado en 1.280 dólares y ahora se está negociando a 1.275. La fortaleza del dólar y la mejora de la aversión al riesgo siguen presionando al preciado metal.

En el ámbito económico, la atención estará centrada en la publicación de la confianza del consumidor de la zona euro y las ventas de viviendas de los Estados Unidos. A las 12 horas de España, el Banco de Inglaterra testificará ante el Parlamento británico y la Autoridad de Servicios Financieros.

 

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades

 

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.