Date: 08 jul 2019

El buen dato de empleo de los Estados Unidos disminuyó las expectativas de que la Reserva Federal realice un importante recorte de tasas. Desde principios de año, los mercados de acciones globales se han visto impulsados por las expectativas de que los grandes bancos centrales mantendrán las tasas de interés cerca de mínimos históricos para tratar de impulsar el crecimiento económico.

Esas expectativas se vieron menguadas por un informe laboral de Estados Unidos publicado el viernes que mostró que las nóminas no agrícolas aumentaron hasta 224.000 en junio, muy por encima de las previsiones de 160,000 previstas, indicando gran fortaleza en el mercado laboral de la mayor economía del mundo.

La fortaleza mostrada en los datos de empleo provocó que los mercados interpretasen que el presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, podría ralentizar sus intenciones de reducir las tasas de interés este año. Powell podría proporcionar más pistas sobre la perspectiva de su política monetaria a corto plazo durante esta semana, en su testimonio semestral ante el Congreso de los Estados Unidos.

El sentimiento de los inversores también se vio afectado por la decisión del banco de inversión estadounidense, Morgan Stanley, de reducir su exposición a las acciones globales debido a las dudas sobre la capacidad de las políticas monetarias de los bancos centrales para compensar los débiles datos económicos. El banco dijo que aumentó su exposición a los bonos gubernamentales de los mercados emergentes y de otros países considerados refugios como el del gobierno japonés.

En el frente comercial, destacar que el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, confirmó que los principales representantes de Estados Unidos y China se reunirán la próxima semana para reanudar las conversaciones comerciales.

Kudlow dijo que no está seguro de los negociadores puedan encontrar una solución a las diferencias estructurales que siguen existiendo entre ambas partes, y advirtió que no había un plazo establecido para llegar a un acuerdo.

Los mercados de asiáticos cerraron a la baja en la primera sesión de la semana, el índice de acciones de Asia-Pacífico, MSCI, perdió un 1,4%. El Nikkei 225 de Japón cerró con un descenso del 0,98% en 21.534 puntos, y el índice compuesto de la bolsa de Shanghai se desplomó un 2,58% hasta los 2.933 enteros.

Wall Street cerró la sesión del pasado viernes con caídas generalizadas, el Dow Jones cayó un 0,16%, hasta los 26.992 puntos, el S&P 500 perdió un 0,18% hasta 2.990 unidades y el Nasdaq 100 se dejó un 0,21% hasta las 7.841 unidades.

Europa ha iniciado la semana sin rumbo definido cotizando con pequeñas pérdidas en el DAX 30 alemán y el Ibex 35, mientras que el resto de selectivos cotizan subidas del 0,10% de media.

El Ibex 35 pierde un 0,05% y vuelve a acercarse al soporte de los 9.300 puntos. En el gráfico diario, observamos que si cae por debajo de este nivel invalidará una figura chartista de cambio de tendencia en forma de Hombro-Cabeza-Hombro invertido.

 

 

 

 

En divisas, destacar fuertes caídas en la lira turca después de que el presidente, Tayyip Erdogan, destituyese al gobernador del banco central de Turquía, Murat Cetinkaya, por negarse a las repetidas demandas de recortes de tipos de interés que aconsejaba el gobierno para reactivar una economía sacudida por la recesión.

En estos momentos el índice dólar cotiza en 96,82 puntos, contra el yen se mantiene estable cotizando en torno a los 108,35 yenes. El euro se está cambiando a 1,1232 dólares, mientras que la libra esterlina sigue en zona de mínimos anuales negociándose a 1,2527 dólares.

En los mercados de materias primas, el barril de West Texas Intermediate cotiza a 57,69 dólares e intenta superar la media móvil de 200 días. El precio del oro al contado retoma la tendencia alcista tras la fuerte caída del pasado viernes y en los primeros compases de negociación europea vuelve a situarse por encima de los 1.400 dólares por onza.

En ámbito económico, destacar una importante caída en los pedidos de maquinaria de Japón desde 2,5% a -3,7%. Los datos de balanza comercial de Alemania han reflejado una leve mejora en el superávit comercial.

Más adelante se publicará la confianza del inversor de la zona euro y el crédito al consumo de los Estados Unidos.

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades