Date: 23 abr 2019

Las acciones de China ampliaron las pérdidas este martes debido a las preocupaciones de que las autoridades monetarias podrían reducir las políticas de flexibilización cuantitativa, después de la mejora inesperada que reflejaron los datos de PIB del primer trimestre.

La bolsa de Shanghai cayó un 0,51% después de que los legisladores chinos dijesen que irían ajustando la política monetaria para que no sea demasiado expansiva ni demasiado floja. Estas declaraciones fueron realizadas para tratar de aliviar las preocupaciones sobre el crecimiento de su deuda.

 

Las principales acciones de China han aumentado más del 30% en lo que va de año, debido a las expectativas de un mayor estímulo económico y las esperanzas de que Pekín y Washington alcancen un acuerdo que acabe con su guerra comercial.

El índice que agrupa a las acciones de Asia-Pacífico, MSCI, perdió un 0,04% y el Nikkei 225 de Japón cerró a contracorriente con un moderado avance del 0,19% en 22.259 puntos.

A falta de datos macro relevantes, la atención estará centrada en la temporada de resultados empresariales, hoy darán a conocer sus cuentas importantes firmas como British American Tobacco, Coca-Cola, Harley Davidson, Hasbro, Procter&Gamble, Verizon o eBay.

 

Wall Street retomó la actividad este lunes y sus principales índices cerraron con signo mixto en una jornada marcada por las fuertes subidas de los precios del petróleo y los resultados corporativos.

El Dow Jones Industrial cayó un 0,18% hasta 26.511 puntos, el selectivo S&P 500 ganó un 0,10% hasta 2.907 enteros, y el índice compuesto del mercado Nasdaq cerró con un avance del 0,22% en 8.015 unidades.

 

El sector energético anotó el mejor comportamiento con un avance del 2,05%, como reacción a los nuevos máximos anuales alcanzados en el precio del petróleo, después de conocerse que la administración de Donald Trump de no permitirá la compra de petróleo a Irán a determinados países a partir de mayo.

Las bolsas europeas vuelven a cotizar tras el parón de la Semana Santa con caídas del 0,04% en el DAX 30 de Fráncfort, un 0,14% en el CAC 40 de Paris, el 0,28% en el FTSE MIB de Milán y un 0,26% en el Ibex 35.

 

El Euro Stoxx 50 está cayendo un 0,16% hasta los 3.500 puntos, mientras que el FTSE 100 de Londres cotiza a contracorriente con un avance del 0,18% en 7.475 puntos.

En el mercado de divisas, el índice del dólar retrocedió un 0,20% a 96,95 puntos, después de haber alcanzado un máximo de dos semanas en la sesión del pasado jueves. El selectivo que rastrea al billete verde frente a seis divisas mayores se mantiene cerca de sus máximos anuales.

El euro rebotó este lunes un 0,12% a 1,1259 dólares, la moneda única volvió a ceder terreno en la sesión asiática y en estos momentos se está cambiando por 1,1240 dólares.

La libra esterlina encadenó su quinto día de caídas con un descenso del 0,08% hasta los 1,2981 dólares. En el gráfico diario del cruce libra-dólar, observamos que está encontrando soporte al tocar la media móvil simple de 200 días.

 

 

En las commodities, el crudo ligero de Texas cerró la primera sesión de la semana con un fuerte rebote del 2,33% en 65,55 dólares por barril, impulsado por las intenciones de Washington de eliminar en mayo todas las exenciones que permiten a ocho grandes países comprar petróleo iraní sin afrontar las sanciones de Estados Unidos.

El precio del oro al contado cerró con un descenso del 0,07% en 1.274 dólares por onza, el preciado metal vuelve a acercarse a los mínimos del año.

En el ámbito económico, la atención estará centrada en la publicación de las ventas mayoristas de Canadá, y las ventas de viviendas, el índice de precios de viviendas y el índice Redbook de ventas minoristas de los Estados Unidos.

 

David Pina