Date: 16 ago 2018

Los principales índices de bolsa europeos entran en territorio positivo y mantienen un buen impulso alcista durante al sesión de hoy, excepto el FTSE MIB de Italia que cae un 1,11% al momento. El apetito por el riesgo y activos de más alto rendimiento aumenta cuando China anuncia que durante este mes van a suspender las conversaciones con Estados Unidos. En parte, la decisión de China da un respiro a los mercados debido a que por lo menos van a bajar las tensiones de momento, sin embargo a largo plazo el conflicto se mantiene. El índice del Europe Stoxx 600 sube un 0,38% después de que durante la sesión de ayer llegara a un mínimo de seis semanas en medio de la crisis turca.

Durante esta semana, la crisis turca estuvo presionando al sector bancario europeo, especialmente a los bancos que más dinero han colocado a préstamo en Turquía. Cuando la lira cae, se hace más difícil pagar la deuda en euros o dólares que los turcos han adquirido con los bancos extranjeros. Aparte de la crisis turca, la guerra comercial entre Estados Unidos y China estuvieron presionando al sector de bienes básicos o commodities a la baja y eso afecta al precio de los metales, que en consecuencia, hace caer el precio de las acciones de las principales empresas mineras gobalmente. Recordemos que China es el principal consumidor de bienes básicos en el mundo.

Sin embargo, para el día de hoy la ansiedad se calma en los mercados y regresa el optimismo a medida que Turquía toma medidas para evitar que su divisa continúe cayendo. El banco central de Turquía ha aumentado sus tipos de interés en un 10% para frenar la inflación. La lira frente al dólar regresa por debajo del 6,00, después de haber alcanzado un máximo histórico en el 7,11 y al momento se estabiliza en el 5,78. El sector bancario europeo se recupera con el retroceso de la lira y el sector minero regresa al alza con la suspensión temporal de las conversaciones entre Estados Unidos y China.

Alexander Londoño,
Analista Colaborador de ActivTrades