Date: 26 ago 2019

Los mercados de acciones asiáticos iniciaron la última semana de agosto con fuertes caídas debido a la escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que pesaron sobre la confianza en la economía global, provocaron una estampida de los inversores de los mercados de acciones y un aumento de la demanda de activos seguros como los bonos gubernamentales y el oro.

Los rendimientos de la deuda del Tesoro de Estados Unidos a 10 años cayeron a su nivel más bajo desde mediados de 2016, mientras que el oro alcanzó su nivel más alto desde abril de 2013, después de que China anunciase la imposición de nuevos aranceles a productos estadounidenses por un valor de 75.000 millones de dólares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respondió de forma inmediata anunciando aranceles adicionales de 550 mil millones de dólares a productos chinos. Además, Trump dijo a través de Twitter que había dado orden a las grandes empresas de su país para que busquen alternativas a China de forma inmediata y que vuelvan a fabricar sus productos en casa.

El jefe de la Casa Blanca dijo que “Nuestro país ha perdido, estúpidamente, billones de dólares con China durante muchos años. Han robado nuestra propiedad intelectual a una tasa de cientos de miles de millones de dólares al año, y quieren seguir haciéndolo. ¡No dejaré que eso suceda! No necesitamos a China y, francamente, nos iría mucho mejor sin ellos”.

La última escalada de la batalla arancelaria eclipsó las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, anunciando que la entidad actuará de forma adecuada para garantizar la expansión económica del país en un momento en el que hay riesgos significativos.

En la reunión del G7 celebrada en Francia durante el fin de semana, Trump causó cierta confusión al indicar que puede haber tenido dudas sobre los nuevos aranceles. Más adelante en el día Trump dará una rueda de prensa conjuntamente con el presidente francés Emmanuel Macron.

En los mercados de acciones asiáticos, el índice compuesto de la Bolsa de Shanghai cerró la sesión de este lunes con un descenso del 1,39% en 2.857 puntos, mientras que el Nikkei 225 de Japón se desplomó un 2,17% hasta 20.261 enteros.

Wall Street cerró la sesión del viernes con una de las mayores caídas diarias del año después del recrudecimiento de las tensiones comerciales entre EEUU y China. El Dow Jones cayó un 2,37% a 25.628 puntos, el S&P 500 retrocedió un 2,59% hasta 2.847 enteros, y el Nasdaq acabó cerrando con una caída del 3% en 7.751 unidades.

En Europa, el Ibex 35 cayó un 0,24% hasta los 8.700 puntos, el DAX 30 de Fráncfort retrocedió un 1,15%, el CAC 40 de París un 1,14% y el FTSE MIB de Milán se dejó un 1,6%. Este lunes los principales selectivos de la región inician la semana con caídas generales que rondan el 0,30% de media.

Las caídas en las bolsas europeas están siendo moderadas debido a que esta madrugada el viceprimer ministro chino, Liu He, ha intentado calmar las tensiones señalando que China espera resolver la guerra comercial con EEUU con negociaciones tranquilas, y que no busca aumentar las tensiones. Por otro lado, Donald Trump ha confirmado que China llamó a su equipo negociador este domingo para reiniciar las negociaciones comerciales.

En el gráfico diario del Ibex 35, observamos que en estos momentos está poniendo a prueba el importante soporte que hay situado en los 8.600 puntos. La pérdida de este nivel podría implicar otro movimiento correctivo hasta los mínimos de diciembre.

En los mercados de divisas, el yuan chino cayó un 0,6% hasta mínimos de 11 años. El banco central de China estableció el tipo de cambio en 7,0570 yuanes por dólar, aliviando así las preocupaciones de que Pekín dejaría que la moneda se depreciase para mantener la competitividad de sus exportaciones ante los nuevos aranceles estadounidenses.

El índice dólar se alejó de sus máximos anuales al registrar una caída del 0,54% hasta los 97,53 puntos. En la sesión asiática de hoy se mantuvo estable sin registrar cambios significativos. La moneda estadounidense se desplomó un 1% frente al yen y cerró en 105,40 yenes, en mínimos anuales.

El euro subió un 0,54% hasta 1,1143 dólares, mientras que la libra esterlina se revalorizó un 0,26% hasta los 1,2283 dólares por libra. Ambas monedas han cedido algo de terreno frente al dólar en la sesión asiática de este lunes.

En los mercados de materias primas, el precio del oro al contado se disparó un 1,95% hasta 1.526 dólares por onza, impulsado por las tensiones comerciales, la caída del dólar y de los rendimientos de los bonos. El precio del petróleo de Texas WTI cerró con un descenso del 2,13% en 54,17 dólares por barril.

En el ámbito económico, la atención estará centrada hoy en la publicación de los índices IFO sobre el clima y las expectativas de negocio de Alemania, y las peticiones de bienes duraderos de los Estados Unidos.

David Pina

Analista Colaborador de ActivTrades

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.