Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan alto riesgo al poder perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 78% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero cuando operan CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFDs y si puede asumir el alto riesgo de perder su dinero.

La Fed y su gestión del problema de la inflación

La Fed y su gestión del problema de la inflación

 

El miércoles 16 de junio, la Reserva Federal de los Estados Unidos sorprendió a los inversores, anunciando la intención de comenzar a subir las tasas de interés en algún momento de 2023, anticipando la subida de tipos en un año completo. Antes del 16 de junio, los funcionarios del banco central pasaron meses desestimando los temores inflacionarios, insistiendo en que se esperaban picos en los precios al consumidor, pero que éstos eran de naturaleza transitoria, e insistiendo en la importancia de mantener el estímulo monetario en vigor, con el fin de apoyar la recuperación económica.

 

Después de 14 meses de crecimiento, el cambio repentino en el sentimiento de los inversores provocó un aumento en la volatilidad del mercado, ya que muchos entraron en pánico y trataron de cerrar posiciones, especialmente en acciones de crecimiento, como las tecnológicas, lo que provocó pérdidas de varios puntos porcentuales en los principales índices bursátiles de todo el mundo, y la aversión al riesgo se apoderó de repente. Mientras tanto, el índice del dólar estadounidense, que mide el desempeño del dólar frente a una canasta de otras 6 monedas principales, ganó más del 1% pocas horas después del anuncio. Este repunte del dólar continuó durante los días siguientes, subiendo otro punto porcentual antes de que los mercados cerraran la semana del viernes.

 

Sin embargo, a pesar de la conmoción sufrida, el momento de este anuncio parece haber sido cuidadosamente trazado, con el objetivo de minimizar el impacto negativo sobre los mercados financieros; Se programaron no menos de 11 apariciones públicas de funcionarios de la Fed para la semana que siguió al giro, incluido el testimonio del presidente en el Congreso.

 

Desde entonces, varios responsables de la formulación de políticas de la Fed han utilizado apariciones públicas para insistir en que, aunque ahora están pensando en considerar subir las tasas, tal movimiento aún está en el horizonte, descartando la idea de que se tomen medidas preventivas para contener los riesgos inflacionarios potenciales, comprometiéndose a solo actuar si esos riesgos se materializan.

 

La Reserva Federal hizo lo que tenía que hacer en algún momento: iniciar la conversación sobre adelantar el momento de la reducción, ya que es innegable que los riesgos inflacionarios están creciendo, con el precio de la vivienda y las materias primas, como el petróleo, contribuyendo significativamente para exacerbar el aumento de los precios básicos.

 

Los bancos centrales tienen dos formas de influir en el comportamiento de los agentes económicos: implementando políticas, es decir, aumentar o reducir realmente las tasas de interés; o hablar sobre hacerlo. El 16 de junio se ofreció un ejemplo clásico de esto último. Ante el dilema de la necesidad de endurecer las políticas para contener la amenaza de la inflación, una medida que conlleva el riesgo de dañar la recuperación económica y causar estragos en los mercados financieros, la Fed decidió sin embargo dar una señal de disposición, sin realmente llegar a tocar ninguna de sus herramientas de control.

 

Desde el 16 de junio, la volatilidad del mercado se apagó y los índices bursátiles alcanzaron nuevos máximos históricos. Puede que aún sea demasiado pronto para un análisis final de este episodio, pero las primeras pruebas apuntan a una clase magistral sobre comunicación del banco central por parte de la Reserva Federal.

 

La información proporcionada no supone ninguna investigación específica de inversión. El material no ha sido elaborado de acuerdo a los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión y, por lo tanto, debe considerarse como una comunicación de marketing. Toda la información ha sido preparada por ActivTrades PLC (“AT”). La información no contiene un registro de los precios de ActivTrades, ni una oferta o solicitud para llevar a cabo una transacción en algún instrumento financiero. No se garantiza la exactitud de la información proporcionada. El material proporcionado no está relacionado con ningún objetivo específico de inversión, situaciones financieras o necesidades de la persona específica que pueda recibirlo. El rendimiento pasado no es un indicador garantizado de rendimientos futuros. AT proporciona únicamente un servicio de ejecución. Por lo tanto, cualquier persona que tome una decisión basada en la información proporcionada, lo hace bajo su propia responsabilidad.